Bienvenidos

blah blah is reserved by BLAH until forever
blah blah is reserved by BLAH until forever
blah blah is reserved by BLAH until forever

Últimos temas
» Firmeria Oficial - NightFall Castle {A B I E R T A}
Mar 19 Feb - 21:51:04 por Invitado

» Visitando a una vieja amiga (Dimitri)
Lun 18 Feb - 17:31:19 por Invitado

» Nuevo comienzo (Integra V.H.)
Dom 27 Mayo - 6:24:43 por Invitado

» Una memoria inusual (D.S.)
Jue 17 Mayo - 15:25:47 por Invitado

» Una mision...secreta (Victoria)
Lun 14 Mayo - 15:40:14 por Invitado

» Algo sin remedio (R.H. y F.T.) [RETO]
Sáb 5 Mayo - 16:39:21 por Invitado

» Conociendo algo diferente (Kristen o Libre)
Miér 2 Mayo - 9:46:42 por Invitado

» Comenzando a desobedecer? (Barakel)
Dom 29 Abr - 6:41:21 por Invitado

» Return to the Stage // Confirmacion
Mar 24 Abr - 17:06:57 por Invitado

» Avada Kedavra! ~ Confirmación Élite
Dom 22 Abr - 16:10:17 por Invitado


Nightmare (Alexa)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Nightmare (Alexa)

Mensaje por Invitado el Sáb 13 Nov - 16:44:32

El problema de salir por ahí al nivel de la gente normal, nivel que aunque quisieran o lo intentaran (que, de hecho, lo hacían) no podía compararse al mío por la sencilla razón de que yo era muchísimo mejor sin intentarlo, eso era un hecho; el problema, en fin, era que no comprendían nunca lo que se escapaba de lo perceptible por sus sentidos. Así, que pareciera que mis pintas de chungo o gótico, según el gusto particular de cada cual que juzgara, venía sólo por mis ojos helados y heladores o mis tatuajes o mi ropa negra (que también ayudaba, vale, no lo negaba, pero que tampoco era una declaración jurada de que era satánico, o algo) y que por eso me trataran como si fuera inferior, era porque no sabían entender, cosa de ser simples humanos, que el aura negativa y oscura que me rodeaba como una especie de membrana protectora era algo que venía ya de fábrica porque no era humano. Considerar que alguien sobrenatural y sobrehumano estaba entre ellos, simples personas con patéticas ocupaciones y no menos patéticas vidas, era un exceso, una alteración de su rutina que no estaban dispuestos a tolerar y por eso me miraban con desprecio, como si no pudiera, con sólo desearlo, mandarles a todos a la misma China en cohete con todos los gastos pagados en un viaje sólo de ida. Eso había sido lo habitual desde que, tras mi suerte de resurrección o lo que fuera que hubiera sido aquello, me había ido moviendo por los ambientes por los que antes de cambiar de cuerpo me movía. Ser un chico joven, con apariencia inocente y angelical, ojos azules y cabello rubio metidos en una piel tostada hacían que tuvieras, casi inmediatamente, la confianza de toda persona a la que vieras; ser un chico pálido lleno de tatuajes, alto y espigado, con el pelo negro y los ojos insultantemente azules, tan pálidos que hacían que la gente se estremeciera, no era algo que te asegurara que te iban a mirar bien. Y, claro, mentiría si dijera que no me gustaba. Al principio, el rechazo había sido lo más común; después, una vez se acostumbraban a que no me daba por aludido por un par de miradas y pasaban a demostrarme que no les gustaba con más elocuencia, tenía que hacer uso de mis armas más pesadas y hacer que se dieran cuenta de su inferioridad: llegados a aquel punto solían no ser capaces de mirarme a los ojos porque, en sus mentes, se había introducido la idea de lo que era capaz de hacer...versión suave, para no poblar demasiado sus pesadillas. Así había sido en el castillo, y así había sido también en la ciudad de Blood Temps: en un tiempo récord habían pasado de despreciarme con sólo mirarme a no ser capaz de sostenerme la mirada por puro miedo a las consecuencias, y como aquella situación me daba un poder especial que era el que me correspondía por ser tan sumamente genial como lo era, lo aproveché para irme al Night Club y sembrar un poco del caos que me encantaba ver a mi alrededor. Así lo hice, pues poco tardé en personarme allá en el momento cumbre de la noche, con toda la gente a mi alrededor casi temblando de medio y admiración mal disimuladas mientras yo me pedía un vodka y me dedicaba a beberlo, disfrutando del miedo en sus miradas. El Club era mío; yo era el rey, el soberano, mi mando era el que estaba impuesto allá y, como tal, iba a disfrutar de mi condición, así que en plena barra me quedé, observando el ambiente en busca de algo de diversión.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Nightmare (Alexa)

Mensaje por Invitado el Jue 16 Dic - 12:49:25

El tiempo pasaba cada vez más lentamente, los días perecían eternos, interminables...
Si bien en la mayoría de los libros y películas lo seres inmortales veían el tiempo como algo etéreo que se esfuma con facilidad, es más ellos por lo general perdían la conciencia de días, semanas, meses, incluso años. Para mi la eternidad se estaba volviendo algo completamente monótono, no podía imaginarme despertando día tras día, sin tener un fin, sin cambiar, estancada completamente.
Ahora que lo pensaba bien, quizás ese era mi castigo una eternidad de soledad y monotonía, teniendo que lidiar conmigo misma. Suspiré y esbocé una sonrisa irónica, ¿Desde cuando me había vuelto tan melodramática y filosófica? ¿A dónde se había ido mi parte impulsiva?
Caminé por los pasillos del castillo observando a diferentes personas de distintas razas, ellas aceptaba su condición, quizás era yo la única idiota que no veía el lado positivo de la inmortalidad, la única que deseaba volver a ser una simple humana. ¡Ya basta!
De ahora en adelante esta sería mi nueva vida, y dependía de mí pasarlo bien o mal, tan solo debía fluir y disfrutar sin preocuparme por el tiempo, o lo demás.
Llegué a mi habitación y tomé lo primero que encontré, me vestí, y al cabo de unos minutos volví a marchar por los pasillos en dirección a la salida.
El aire fresco de la noche me sentó de maravilla. ¿A dónde podía ir?
-Más adelante allí hay un club. -Murmuró una ansiosa chica que tomaba la mano de su desinteresado acompañante.
No lo pensé dos veces decidí seguirlos, la idea de ir a un club y beber algo era alentadora.
Sin muchas objeciones uno de los guardias de seguridad de la entrada me dio el visto bueno, y así entré a aquel lugar.
Despreocupadamente me acerqué a la barra y pedí algo para beber; pocos minutos después noté la tensa atmósfera de aquel lugar, que se manifestaba en los nerviosos humanos que iban y venían.
Recorrí el lugar con mi mirada, buscando el motivo causante de aquel "desorden" y lo encontré. Sentado en el otro extremo de la barra había un chico, no necesité esforzarme mucho para intuir que era demonio, su energía era bastante obvia.
La chica que minutos antes había caminado frente a mi en la calle se acercó a la barra con timidez sin dejar de observar a aquel peculiar muchacho.


Discupa la tardanza
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Nightmare (Alexa)

Mensaje por Invitado el Vie 17 Dic - 7:00:02

Tedio, aburrimiento, monotonía, simple pesadez...mil palabras había en aquel momento para describir el ambiente del NighClub, pero probablemente ninguna se acercara lo suficiente a la sensación exacta que reinaba en el ambiente. Que la gente me temiera era, al principio, divertido; que me admirara era mucho mejor. La mezcla de ambas resultaba, sin embargo, un insulto directo hacia mi persona y una afrenta abierta hacia mis ganas de destrozar y matar a alguien, que como demonio estaban presentes la mayor parte del tiempo. Si nadie se atrevía a moverse en aquel lugar; si nadie se atrevía a dirigir la mirada y avanzar apenas un par de pasos para romper con la antinatural tensión que reinaba en el local, yo mismo acabaría dándoles razones para temerme y para que la quietud fuera razonable porque ninguno de ellos podría moverse: los muertos permanecen siempre inmóviles, es ley de vida. El vodka bajaba lentamente por mi garganta, haciendo que disfrutara de su suave quemazón, levísima comparada con las bebidas infernales que había llegado a probar y resultando lo suficientemente gratificante como para mantenerme entretenido con algo, a falta de una diversión mejor en el ambiente del lugar. Al final, ni siquiera un simple vaso de vodka fue capaz de evitar que paseara la mirada en derredor, en busca de algo o alguien que pudiera servir de cabeza de turco para pagar con él mi aparente apatía, la misma que se había apoderado de mí en numerosas ocasiones y que, en aquella, parecía no querer abandonarme. Sin embargo, y por desgracia para aquel sentimiento de falta de sentimientos, algo llamó mi atención, algo personado en una chica humana que no me había quitado la vista de encima desde que había entrado y que, finalmente, se había decidido a avanzar tímidamente hacia mí frente al resto del Club que la miraba con cierta reticencia. En aquel momento me di cuenta de que no sólo haberse acercado era la única novedad en el ambiente; la energía angelical de la sala se había ampliado notablemente, casi luchando con la oscuridad propia de la mía en un combate de luces amarillas y negras que llamó mi atención en un segundo y que hizo que no necesitara más tiempo que eso para identificar de dónde venía: de una chica morena, delgada y en apariencia normal que estaba sentada al otro lado de la barra. Un ángel. Y yo sin ganas de matarlo, menuda novedad. Deslicé mi mirada de nuevo a la chica que se acercó y se sentó frente a mí con una timidez adorable si te gustaban esas cosas, y empezó a hablarme entrecortadamente, a lo que yo respondía con calma y sensualidad; la voz oscura y perfectamente modulada para que su rubor siguiera aumentando sin que le dijera nada demasiado vergonzoso para ella. Una mano subiendo a su mejilla y cogiendo una pestaña para que ella la soplara fue lo que consiguió que pareciera una granada, de roja que estaba, y no se dio cuenta de cuando mi mirada volvió a volar a la chica de antes, el ángel, mirándola fijamente y tentándola a que viniera a hacer que dejara de corromper a la juventud, porque hasta una copa de vodka le había pedido y ella bebía como si quisiera emborracharse con eso. Qué interesante, y probablemente lo suficientemente corrompedor como para que la que me interesaba de verdad en aquel momento, la angelita recién llegada, se acercara...lo cual era sólo cuestión de tiempo, a juzgar por su mirada.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Nightmare (Alexa)

Mensaje por Invitado el Sáb 18 Dic - 14:08:43

Luego de varios minutos de espera el camarero me dio mi cóctel.
El lugar parecía bastante quieto, la tensa atmósfera era casi tangible y la clientela humana estaba claramente dividida en dos grupos.
El primero, el de los curiosos, que observaban al intimidante demonio con sumo interés y que realizaban gestos exagerados de admiración.
El segundo, compuesto por humanos más cautos y desconfiados, que ni si quiera se atrevían a observarlo.
Ambos grupos tenían un único aspecto en común (obviamente además de estar formado por humanos), que era la prudente distancia que mantenían entre ellos y el.
Cuando decidí entrar en aquel club, lo menos que esperaba, deseaba o imaginaba era encontrarme con esa clase de ambiente, realmente era aburrido… Aun así tomé mi vaso y me dediqué a observar a la joven humana.
En un principio, pensé que se acercaba a la barra pera pedir un trago para ella y su acompañante, pero como si no fuera conciente de la situación la chica caminó directamente hacia el demonio y… ¿Comenzó a hablarle? Niña tonta…
Suspiré y despreocupadamente continué con mi labor de observas a las distintas personas.
El muchacho que había llegado con aquella joven, ahora conversaba con una chica guapa y de aspecto osado. Sin mucho preámbulo la atrevida muchacha tomó la mano del joven y se dirigieron hacia la puerta de salida.
Mientras tanto la otra tonta humana continuaba allí paralizada frente a los encantos de su interlocutor.
Quizás un buen ángel, se hubiese preocupado por ella, pero yo no era esa clase de ángel, si la chica era una tonta y no tenía instinto de supervivencia no era mi problema. Además hoy lo único que deseaba era pasarla bien, no quería meterme en problemas por tonterías de una humana. ¿Era un comportamiento que los demás calificarían como egoísta o detestable? Pues sí, pero en fin, poco me importaba.
La muchacha volteó su rostro junto en el instante que su primer acompañante salía con la otra chica. Un dejo de tristeza se reflejó fugazmente en sus facciones, pero el demonio no lo percibió y le ofreció un vodka que por supuesto aceptó.
Sentí como un vestigio de culpabilidad intentaba hacerse presente, la chica no se encontraba bien, y era evidente que el la estaba utilizado para provocarme.
Honestamente, prefería quedarme allí sentada en mi sitió, en parte por ego, en parte por comodidad, pero sabía que la situación se volvería fea más adelante y la culpabilidad al fin asomó en mi pecho... Maldición ¿Desde cuando me he vuelto tan caritativa?
Caminé despreocupadamente hasta el otro extremo de la barra donde se encontraban ambos y me situé al lado de la chica. –Oye, ¿No se supone que debes irte con la misma persona que llegas? –Musité con fingida incredulidad. No me contestó. –Pues tu acompañante acaba de irse, creo que deberías hacer lo mismo. –Esbocé una sonrisa encantadora, sumamente egocéntrica, y ella se paró de su asiento notoriamente avergonzada. Observó abatidamente al demonio y se marchó completamente ruborizada sin siquiera mirarme.
Sabía que había sido un tanto brusca y que mi método para ayudarla no había sido muy convencional, pero al menos había logrado mi ayudar. ¿No es eso lo que hacen los ángeles? Después de todo lo que cuenta es la intención, o eso dicen…
Apreté mis labios rígidamente y le dediqué una mirada inescrutable a aquel chico
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Nightmare (Alexa)

Mensaje por Invitado el Vie 24 Dic - 7:05:01

Tal vez creía, aquella chica a la que le faltaba la aureola y las alitas de plumas blancas, que yo no era lo suficientemente importante como para centrar su atención en mí, o tal vez simplemente me había topado con un ángel al que la vida de un humano le importaba menos que a mí la paz en el mundo. En caso de ser el primero, no sabía el enorme error que estaba cometiendo conmigo porque sólo con desearlo podría destruirla: la ventaja de mi poder. En caso de ser el segundo, eso de que la vida humana no le interesaba lo más mínimo, sería algo muy interesante de ver porque muy pocas veces se había visto a un ángel con semejante actitud por la vida. Precisamente por eso sería divertido, para ver hasta qué punto lo estaba fingiendo, porque si era un ángel no podía ser poco caritativa y/o empática, eran cosas que simplemente eran enemigas acérrimas en un ser como ella. Y ahí seguía yo, manteniendo hábilmente la conversación insulsa con aquella chica humana, que versaba sobre sus estudios, su estúpido novio que se había ido con otra, lo mucho que le gustaba la navidad y demás fiestas religiosas....vamos, un auténtico bodrio. Ya empezaba a preguntarme si merecía la pena no abrirle la cabeza de un puñetazo a aquella niñata sólo por atraer la atención de la angelita, y tal vez si lo hacía la atrajera aún más que sólo corrompiendo a aquella niñata que, como polilla hacia la luz, se había visto atraída hacia mi oscuridad interna que, sin embargo, era muy obvia en ambientes como aquel. Tardó más tiempo del que en ocasiones normales estaba dispuesto a darle, pero aquella noche debía estar generoso o algo que le concedí una especie de prórroga, lo que ella necesitó para acabar de batallar consigo misma y acercarse hacia nosotros, topándose con una sonrisa torcida de aprobación por mi parte. Un poco justita, pero estaba aprobada. Aunque con eso, y con sus palabras de después increpando a la chica para que se fuera con el tipo con el que había ido al lugar (sí, ese que en su verborrea incesante había calificado de tío fácil que se iba con cualquiera con un par de razones que le cegaran), me demostró que podía creerse todo lo especial y diferente que quisiera, pero que al final era exactamente igual que todos los ángeles: preocupándose por todo lo que les pasaba a sus queridos inferiores, también conocidos como humanos. De todas maneras, igual exactamente que los demás tampoco podía considerársele porque sus métodos no habían sido excesivamente ortodoxos desde la perspectiva de los ángeles. Había seguido la norma general, sí, pero en el libro de Cómo actúan los ángeles parecía no haber leído los subapartados que guiaban el comportamiento de una manera propiamente angelical. Sólo por eso había despertado mi curiosidad, por eso y porque aquella noche, como venía siendo extremadamente raro en mí, no me había apetecido matarla o torturarla con un solo pensamiento. Quizá porque la carne es débil y ella era mona; quizá porque, tras un siglo y pico de aburrimiento y ángeles sosos, ella parecía ser diferente y eso me atraía. A saber, el caso fue que soporté la mirada inescrutable que me dirigió (al menos era buena en disimular sentimientos, una auténtica novedad...) con una amplia sonrisa torcida, a la que siguió una inclinación de cabeza reconociendo que me había vencido en aquel asalto pero que la guerra seguía en pie y una caricia al cuerpo del vaso, a su borde y al cristal que separaba el vodka restante del aire. Sería tan fácil romperlo y hacer, con uno de sus trozos, que su piel de porcelana se rompiera como tal... Pero no, en aquel momento sólo dejé mi amplia sonrisa en una simple mueca de interés teñido de diversión y alcé las cejas, mirándola de arriba abajo una vez, estudiándola como un león estudiaría a su presa antes de cazarla. Si lo pensabas, hasta era una buena comparación. - ¿A quién debo el placer de haber hecho de ángel de la guarda de un alma descarriada del camino del Señor...? – pregunté, con la vista aún clavada en ella y esperando que se presentara. Podía ser un demonio, pero cuando quería aún era educado.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Nightmare (Alexa)

Mensaje por Invitado el Dom 23 Ene - 10:13:56

A simple vista se destacaba un dejo de suficiencia muy característico de los demonios.
¿Se suponía que debía sentirme intimidada o algo así? No, yo no era del tipo de personas que se intimidaban por nada, desde luego sabía que el instinto demoníaco por lo general poseía la tendencia a acabar con nosotros, sus eternos rivales, los angeles. Pero no sería el primero o el último que me observara de esa manera, como si fuese su presa.
Uno de los puntos débiles, a mi consideración, de su raza, era la poca capacidad de percibir las diferencias entre los seres de mi especie, para ellos tan solo éramos un prototipo, que pensaban igual, que sentían igual, y que actuaban igual; su egocentrismo, era algo que no les permitía hallar las diferentes armas, recursos o acciones que poseíamos algunos de nosotros, esto los hacia vulnerables en parte. Un pequeño número de ellos, de vez en cuando captaban parte de nuestra esencia, por así llamarlo, y sentían cierta curiosidad hacia nosotros, por esta parte también nos asegurábamos un mínimo motivo de protección.
Impulsivamente una puntada de cólera apareció en mi pecho, debido a la petulancia de esa clase de personas, ¿aunque quien era yo para criticar ese tipo de rasgos? Si hubiese podido elegir a que raza pertenecer probablemente no hubiera elegido la mía, ¿por que rayos me comportaba como una defensora de mi especie? Debe de ser porque mi soberbia es tan grande que detesto que me critiquen. Dejé que esos ridículos pensamientos se disolvieran poco a poco en mi mente y me concentré en observar especulativamente a aquel hombre, intentando estudiar el grado de oscuridad de su energía, la tendencia del tipo de poderes a los que su energía respondía.
Sin inmutarme le devolví la mirada fijamente carente de emoción alguna.
-Alexa Hohner... -Respondí restándole importancia a mi presentación, pero sin poder retener una media sonrisa calculadora. -Y tu demonio amedrentador de jóvenes humanos ¿cual es tu nombre? -Murmuré continuando con su tono educado, intentando entablar una conversación con bajo nivel de hostilidad, y desde luego reprimiendo mi curiosidad.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Nightmare (Alexa)

Mensaje por Invitado el Jue 27 Ene - 15:34:37

Quizás aquello de la educación en la que me había criado como semidemonio, aquella rígida educación decimonónica que exigía ser siempre cortés y respetuoso hasta con situaciones que te repateaban el hígado por aburridas o incómodas, estaba sobrevalorado; quizás aquella curiosidad que había sentido por una vez al ver a aquel ángel que había por aquel bar como una mosca demasiado atrevida que no sospechaba que su destino era la trampa de la araña había sido infundada e inmerecida porque la chica era una sosa que ni una conversación decente sabía mantener; quizá me estaba adelantando a los acontecimiento y ella era, de verdad, diferente a lo de siempre y a lo que tantísimo me cansaba ver día sí y día también. Quizá...el poder que reside en una simple partícula de sólo cinco letras, aquel poder que podía hacer que ella desapareciera de mi vista con un solo pensamiento o que, por el contrario, dejara fluir las cosas en el sentido natural que deberían seguir y que ella me sorprendiera o no con su elocuencia escondida en un cuerpo de ángel. Quizá... Su mirada siguió clavada en la mía, casi como demostrándome que no me tenía miedo (craso error, debería tenérmelo...sobre todo si teníamos en cuenta que podía hacer todo lo que quisiera cuando quisiera y como quisiera...bendita omnipotencia) y, a la vez, que no tenía sentimientos por nada ni por nadie, mentira grande como templo mesopotámico si era un ángel... ¿Se pensaba que me engañaba por fingir que era fría e inhumana? ¿Se pensaba que iba a empezar a tenerle miedo o respeto sólo por eso? Mal iba, aunque de cualquier manera y sólo por ser un ángel dudaba también del primer supuesto de esa oración, que pensara siquiera... Terminó por presentarse como Alexa Hohner, nombre que sonaba a alemán y quizá ella lo fuera, y luego me preguntó mi nombre, refiriéndose a mí como demonio amedrentador de jóvenes. Una simple mirada a mi alrededor viendo que, efectivamente, tenía razón, me bastó para encogerme de hombros y mirarla con indiferencia que respondía a su mueca calculadora. – Adam Winchester. Diría que es un placer conocerte, Alexa, pero de momento no me has dado motivos para que lo sea, y no me apetece mentir ahora mismo... – respondí, clavando la mirada después en ella y jugando con el piercing de mi labio inferior de manera distraída, notando cómo el ambiente del bar se iba tensando aún más hasta que casi se convirtió en un círculo de personas esperando lo que tuviera que pasar entre Alexa y yo. Puro morbo y curiosidad por su parte, vamos... – No es mi culpa que sean tan fácilmente amedrentables...ni que no sean capaces de aguantar una simple mirada. Tú no eres así, sin embargo. Sólo por eso ya lo haces más...divertido. – añadí, aún juzgándola con la mirada.

OFF: Siento la tardanza, estaba ocupado con exámenes.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Nightmare (Alexa)

Mensaje por Invitado el Vie 11 Feb - 13:05:34

En mi perfecta clasificación diferentes reacciones ante seres de mi raza, me había salteado, una conformada por aquel tipo de personas variables, que no se asombraban ni emocionaban con facilidad, pero que al vez sentían un dejo de curiosidad. El era ese tipo de personas...
En otro momento mi gran ego quizás se hubiese sentido afectado, por su poco interés hacia mi asombrosa personalidad, pero en fin... No se puede agradar a todos... sería demasiado ególatra al pretender eso. Reprimí una sonrisa interna, y sin mucho preámbulo respondí con fluidez.
-Descuida, es natural, tú tampoco me has dado ningún motivo para impresionarte, así que no espero ser de tu agrado. No me esforzaré. -Mantuve mi mirada un momento clavada en el, sin poder disimular mi presunción.
-Los humanos son débiles, aun así creo que no hay que provocarlos, no vale la pena... - No comprendía completamente, que diversión podría encontrar alguien en amedrentar a los más débiles, es lógico que ellos reaccionarán de esa manera, su poder es menor, lo que hace las cosas predecibles y aburridas. Por norma, los humanos siempre se iban a ver intimidados frente a los demonios, por más valientes o fuertes que fueran… ¿Que había de divertido en repetir una y otra vez la misma situación con un resultado obvio, aunque fuese con diferentes personas? Me resultaba absurdo y bastante ridículo.
Sin emoción alguna hice un paneo general del lugar. Al parecer los humanos podían percibir claramente la tensión del ambiente ya que parecían expectantes a lo que pudiera suceder en nuestra conversación.
Maldición.... Algo que me irritaba eran los seres entrometidos, y en ese momento, había suficiente cantidad como para hacerme perder la cabeza. ¿Como puedo hacer que se alejen? Lo que les atrae es la tensión… Intenté relajarme al menos un poco, y controlar mi genio una vez más, lentamente la hostilidad del ambiente fue reaplazándose por calma, y al cabo de unos minutos sorpresivamente las personas retomaron sus actividades. Era la primera vez que había utilizado, una de mis gracias angelicales, y había funcionado mejor de lo que creía, si bien el fin que me había llevado a usarla era bastante egoísta, no podía pretender convertirme en un ángel perfecto en un solo día, ni en varios, honestamente debía admitirlo nunca llegaría a ser un ángel ideal.

Off: No te preocupes todos estamos igual...


Última edición por Alexa Hohner el Dom 27 Feb - 11:02:39, editado 1 vez
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Nightmare (Alexa)

Mensaje por Invitado el Dom 13 Feb - 6:56:53

No me hizo esperar demasiado antes de contestar a mi comentario, sincero por una vez y sin que, en mí, sirviera de precedente porque sólo había que conocerme un poco, a mí y a mi afán manipulador y ansioso por tenerlo todo bajo control (como sabía que podía pasar teniendo en cuenta que era omnipotente y esas cosas...), para saber que la sinceridad no era precisamente mi arma favorita. Era consciente, como el que más, de lo brutal y ofensiva que la verdad podía ser si se lanzaba al desnudo y sin edulcorar, aunque yo normalmente prefiriera el arte de la manipulación, de las medias tintas y de las verdades mucho más sutiles, sencillamente porque era más divertido manipular que directamente ir a herir...más divertido y también menos obvio, y a mí no me gustaba ser ni obvio ni predecible. Y, en aquel momento, me estaba apeteciendo no manipular sino directamente decir la verdad, así como también estaba apeteciéndome no matar a aquel ángel sólo por ser lo que era sino darle una oportunidad porque, quizá, podría resultar divertida. ¿Ligera enajenación mental, tal vez? Podía ser, pero ella no era como los demás ángeles que, con la palabra de su señor por bandera, ya me habrían condenado a su insoportable aburrimiento y aires de grandeza a un rato lleno de puro tedio; ella, a diferencia de los demás, no había ido mostrando sus debilidades y actuando como un ángel igual que los demás. Sólo por eso, ya se merecía mi atención...al menos por un rato, porque como todo el mundo acabaría resultándome pesada. Dijo que no me había dado ninguna razón para resultarme interesante (cierto, al menos voluntariamente...) y reflejó en su mirada algo no inherente a los ángeles sino más bien a los que eran como yo, lo demonios: presunción. Interesante, Alexa... Dijo que los humanos eran débiles y que no valía la pena amedrentarlos para, después, relajar la tensión creciente en el ambiente y que dejaran de observarme a mí, que era el foco natural de aquella tensión. Un esfuerzo interesante por su parte, no iba a negárselo, aunque totalmente inútil. – Podías haberte ahorrado el gasto de energía, ¿sabes? Son tan rematadamente simples que acabarán por volver a mirar y a interesarse por lo que da morbo, mi energía oscura. Siempre lo hacen, está en su naturaleza...te lo digo por experiencia. Además, son inútiles, patéticos y débiles, pero aún así se merecen un poco de nuestra atención para ponerlos en su sitio. ¿Creen que el mundo es suyo? Aquí estoy yo para demostrarles que se equivocan. A veces hasta peco de excesivamente bueno, de verdad... – le dije, haciendo al final un aspaviento con la mano y con ello logrando que apareciera una botella de Jack Daniel’s enfrente de mí, botella que rocé con los dedos antes de llevármela a los labios y beber un trago lento...porque no tenía ninguna prisa ni problema con el alcohol. Nunca me emborrachaba, y eso era un hecho.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Nightmare (Alexa)

Mensaje por Invitado el Dom 27 Feb - 11:47:14

¿Creía que estaba haciendo todo eso para apartar a los curiosos humanos de el? No pude hacer más que procurar reprimir una sonrisa que aun así, asomó levemente en mi rostro. Otro error de su parte, y otra acción poco convencional de la mÍa.
Honestamente a estas alturas, en lo menos que había pensado al alejar los humanos de nuestro alrededor era en su protección, mi acción había sido completa y meramente egoísta, pero aun así al parecer, accidentalmente, continuaba sumando puntos en la carrera de "como ser un buen ángel guardián." Que rayos, solo había sido eso un accidente.
- ¿Sabes? No me interesaría en lo más mínimo que sintieran atracción hacia tu "aura oscura" sino estuviese sensata a tu lado. Si a ti te observan, a mi también y en verdad las personas entrometidas me disgustan... - Esto no quería decir que recibir atención de los demás me disgustara, al contrario, yo era egocéntrica y ególatra, no podía negarlo, pero cuando las personas tendían a entrometerse en momentos que yo no lo deseaba, o a intentar husmear en conversaciones que no les respectan, eso en verdad, en verdad, me molesta.
Estaba más que claro que esos jóvenes se agrupaban a nuestro al rededor por el demonio sentado a mi lado, por eso debía intentar opacarlo y alejar a esos tontos curiosos, mi energía no llamaría su atención eso estaba más que claro. En otro momento quizás me hubiese enfadado por no ser la persona más popular de aquel sitio, sin embargo desde que me había convertido en lo que hoy era, mis ansias de atención habían disminuido, y ahora tan solo deseaba camuflarme y atraer solo en determinados instantes.
Sin esfuerzo alguno, continué dejando que un manto de calma se mantuviera en la atmósfera, no tenía idea de cuanto tiempo podría mantenerlo, aunque, aun así, no implicaba un gasto de energía muy grande. -Sí, los humanos son algo petulantes, aunque la mayoría crea que son modestos en comparación con seres como nosotros, pero en fin, aun pienso que no vale la pena mal gastar tiempo en ellos. Además ¿que tiene de divertido si son todos exactamente iguales? -Dejé escapar un dejo de curiosidad en la formulación de esa pregunta, que quise disimular con un mal logrado desinterés. Observé al bartender y le indiqué que deseaba un trago, por desgracia yo no tenía la capacidad de hacer botellas de la nada, al menos hasta ahora.



Off: Perdones por la demora, la falta de tiempo me trae bastante mal de inspiración.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Nightmare (Alexa)

Mensaje por Invitado el Dom 27 Feb - 16:11:59

La botella de alcohol era, junto a Alexa, lo único interesante de aquel bar, y podía hasta detenerme en cada cosa para buscar algo que llamara mi atención con la seguridad de que no iba a encontrar nada. Los humanos eran sosos, aburridos y predecibles, nada que en más de un siglo de vida no hubiera visto muchas veces; el bar en sí era como tantos otros en los que había estado y sin nada nuevo que ofrecerme; el alcohol era el mismo que siempre ofrecían...sólo él se libraba de aburrirme porque era de las pocas cosas humanas que me gustaban, junto al tabaco, el sexo, y quizá las drogas y la música...pero por lo demás sólo él y el ángel diferente a los demás llamaban mi atención y sólo por eso me esforzaba en conversar con ella, por eso y nada más. Me dijo, casi como para recordarme que estaba por allí y sacarme de mis pensamientos, que las personas que me miraban a mí la miraban también a ella y que, como los entrometidos no le gustaban, era esa su justificación para usar sus poderes. Y claro, yo me lo creía...¿de verdad se pensaba que todos teníamos el mismo coeficiente intelectual que una piedra del camino? Al parecer sí, y al parecer pensaba también que podía disimular su ego y su soberbia, enormes para ser un ángel de quien estábamos hablando, ante los ojos de alguien que de ego y soberbia (totalmente justificados, pero ego y soberbia al fin y al cabo) sabía muchísimo. Su poder, sin embargo, seguía activo y me daba ganas de bostezar aquella mojigatería suya bajo la que trataba de ocultar la Alexa que de verdad se escondía bajo la apariencia de un ángel, aquella Alexa que disfrutaba de las miradas lujuriosas de los hombres sobre ella y de las envidias de las mujeres al verla, aquella que era la verdaderamente interesante. Sus palabras, diciéndome que los humanos eran algo petulantes (cierto) y que normalmente no hacía falta perder tiempo con ellos (también cierto) reflejaron, al final, un cierto conflicto de intereses entre la auténtica ella y la que enseñaba al mundo, entre aquella ególara oculta y el angelito amigable y bonachón que, como todos, no se daba cuenta de cuán patéticos eran en verdad. Y sólo por eso dejé de jugar con los dedos en la botella de whisky la miré, como realmente queriendo saber si me había preguntado algo tan obvio o habían sido imaginaciones mías...pero no, me había preguntado esa obviedad y no me lo había imaginado yo, así que alcé las cejas antes de contestar. – Fácil, porque siempre hay alguno que destaca entre toda esa mediocridad. Alguien hay que, para mejor o peor, es diferente de los otros y atrae atención de seres como yo...o acaban convirtiéndose en seres como tú. ¿Verdad? – le dije, con expresión angelical y observando de reojo cómo el camarero le había echado un veneno en su copa que, en cuanto se la puso delante, yo tomé con la mano para eliminar todo resto de aquella sustancia con mi poder. – Como él, por ejemplo. Intentando eliminarte con un veneno como ese demuestra su bajeza y que es diferente de los demás humanos. – dije, deslizando el vaso hasta que quedó delante de ella.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Nightmare (Alexa)

Mensaje por Invitado el Lun 28 Feb - 13:10:57

Los murmullos sobre aquel hombre extraño continuaron entre los humanos, a pesar de la tranquilidad irradiada por mi energía. Aun así no me interesó, ya que estos solo parecían concentrarse en comentar, y no en observar o entrometerse en la inesperada conversación que comenzaba a entablar con el.
Una vez más me dedique a estudiarlo, deseando encontrar algún detalle que aportara algo más al cuidadoso concepto que en mi mente se estaba formando sobre el. Debía admitir que sus expresiones eran poco legibles, sus claros ojos que parecían carentes de color, también lo eran de transparencia. En cierto punto esto me agradaba, ya que las personas poco complejas, superficiales y confiadas en exceso, me resultaban simples y aburridas; pero desde otra perspectiva, para alguien en extremo desconfiada y un tanto curiosa, era bastante exasperante no saber a ciencia cierta lo que pensaba con honestidad.
A pesar de todo, varios aspectos de su persona saltaban a la vista con claridad, como por ejemplo (uno de los que más me molestaban) su actitud de saberlo todo. De creer conocerme por completo, de simplificarme como si fuese un enigma simple de resolver.
Nada en mi estaba completamente mal, ni completamente bien, yo contenía luces y sombras, claros y oscuros. Generalmente exteriorizaba más mi lado sombrío, ya que debido a algunas situaciones que había vivido en mi vida me habían obligado a ser así, pero por alguna parte, enterrada y recluida en mi interior, había luz, aunque no deseara admitirlo.
¿Idiota que estas pensando? Mi tan conocida voz interior volvió para amedrentarme con pesimismos. Yo estaba en mi propio infierno, completamente personal e individual, mi mente. Mi castigo estaba en ella, debido a esa lucha constante de poderes entre mi "yo bueno" y mi "yo malo". Esa pelea interna no era más que el resultado de los valores que los humanos nos inculcaban cuando éramos parte de ellos. "Las cosas son buenas o malas" ¿Por que? Si después de todo la mayoría de las personas estábamos compuestos por todo, la distinción entre lo bueno y lo malo era algo muy tajante, en mi opinión personal, ser malo implicaba que tus acciones fueran completamente nefastas, que la mayoría de los aspectos de tu ser fuesen negativos, y que en verdad gozaras viendo sufrir a otros o provocándoles dolor tu mismo. ¿Una persona egocéntrica, ególatra y soberbia, de verdad podía describirse como mala? Quizás hubiese en ella una gran cantidad de aspectos negativos destacables pero, por ejemplo una persona de bien de vez en cuando debe ser egoísta, mientras que una persona de mal poseía algún que otro arranque positivo alguna que otra vez; tus acciones son lo que pautas lo que eres al final del día, no lo que aparentes ser.
Este mito entre el bien y el mal también se había trasladado a las demás seres de otras razas, hasta el punto de catalogarte según el grupo al cual perteneces.
Todo esto podía sonar absurdo si lo expresaba en voz alta y con palabras, pero ser embotellada, catalogada y simplificada en un prototipo de persona no era posible conmigo, yo no encajaba en ningún grupo...
-Alexa desvarías, ¿no lo entiendes? En ti no hay partes buenas, tú deseas destruirlo, tú sientes odio.
-¿Entonces por que soy esto? ¿Por que accidentalmente hago las cosas bien? ¿Todo es una simple casualidad? En vida no hay golpes de suerte, todo tiene una razón.
-En tu caso sí los hay, si Freud te hubiese conocido su estudio sobre el inconciente estaría arruinado, y las religiones que alegan sobre un destino escrito se quedarían sin adeptos.

Volví a concentrarme en el presente y a acallar las voces de mi conciencia cuando Adam habló. -Sí, en parte estoy de acuerdo contigo. -Accedí ignorando su expresión "inocente".
El camarero no se hizo de rogar, sin embargo, cuando estaba apunto de tomar mi copa, mi acompañante se adelantó y la quietó de mi lado. Fijamente lo observé sin poder evitar que mis cejas se fruncieran. ¿Qué se suponía que estaba haciendo? ¿Veneno? Mi semblante exasperado fue remplazado por otro de poco entendimiento. Mi mirada se clavó en aquel bartender y la sensación de ira y de ardor de los últimos meses a pareció en mi pecho. Si tan solo hubiese estado más cerca, si tan solo hubiese podido, le habría arrebatado cada gota de energía que su cuerpo poseía. ¿Te atreverías? No lo se.
-Ahora entiendo un poco mejor a lo que te refieres. -Aparté mi mirada de aquel patético hombre y musité en tono bajo y con un dejo de orgullo. -Gracias.-Me limité posar mi mirada un segundo en Adam. Un demonio "salvando" a un ángel, esa noche prometía ser interesante.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Nightmare (Alexa)

Mensaje por Invitado el Mar 1 Mar - 14:59:45

Aún me preguntaba por qué la había salvado, aparte de por la razón de dar más validez a mi argumento de que algunos humanos simplemente están hechos para sobresalir para bien o para mal de los demás humanos que les rodeaban. A simple vista, sólo los adolescentes hormonados y borrachos de aquel bar estaban pendientes de la situación entre Alexa y yo y, especialmente, de mi energía demoníaca que les llamaba lo suficiente como para inspirarles a sumirse en sus más oscuros rincones y hacer realidad sus más peligrosas y temidas fantasías ocultas. A simple vista, porque luego si te fijabas mejor te dabas cuenta de que había humanos con ciertos toques de energías no humanas que sentían envidia de dos seres de pura raza enfrente de él e intentaban matar a uno de ellos al poner veneno en su copa. ¿En serio? Eso sí que era poca imaginación a la hora de intentar eliminar a alguien, hasta para un simple híbrido de humano y demonio con muchísimo más de humano vulgar que de demonio aún más vulgar. Ah, ya estaba, otra razón encontrada. Si alguien tenía que matar a un ángel, ese iba a ser yo y no cualquier amago de ser inferior que se cree superior al nivel de un demonio cuando, en realidad, no era más que un simple insecto al lado de un dios, EL dios, yo. Y punto, no consentía que ningún híbrido bromeara con los asuntos de razas puras como lo era yo y mucho menos con mi acompañante de aquella noche que, a pesar de todo y del silencio en el que se había sumido antes de contestar a mis preguntas anteriores, no había acumulado de momento ningún motivo por el cual mereciera morir...aparte de por su naturaleza como ángel. En aquel momento había un empate en mi cabeza entre matarla y no matarla, entre seguir lo iniciado por el camarero y elevarlo, como toda muerte, al nivel de arte o por el contrario dejarla vivir y que me entretuviera la noche porque, además, estaba seguro de que ella iba a ser el único interés en un lugar como aquel, tan aburrido, tan estúpido, tan plagado de humanos pagados de sí mismos...Igual que el ángel que tenía delante de mí y que demostraba que caía en los mismo vicios que muchos de sus inferiores. - ¿Sorprendida? Llámalo orgullo de asesino profesional si quieres, pero una muerte hecha de manera tan burda me ofende...hiere mi profesionalidad e insulta mis características propias de maestro en el arte de la muerte. Al fin y al cabo, soy un demonio que ha tenido mucho tiempo para aprender y no todos pueden compararse a mí...mucho menos los humanos o los híbridos imperfectos. Como él. – le dije, encogiéndome de hombros y hablando en un tono de voz normal que, sin embargo, llamó la atención por encima de la música del camarero, el mismo que había estado intentando fundirme con la mirada desde que había eliminado el veneno de la bebida de mi acompañante. Lleno de orgullo ciego y de ira, mientras yo bebía de mi botella de Jack Daniel’s artificialmente enfriada por mi dominio del hielo y logrando así que estuviera a la temperatura óptima para poder beberlo, se acercó a nosotros como marcando el paso y queriendo fijar sus intenciones de destrozarme (en sueños, porque de otra manera...) con un vaso en la mano y un trapo en la otra y los ojos rebosando furia. Lo siento, camarero aficionado de pacotilla, pero no eres yo y tus ojos no pueden destilar hielo líquido y ser una auténtica amenaza contra nadie porque no impones. Dejé la botella de whisky encima de la barra y con esa mano hice un gesto en el aire que consiguió, sin esfuerzo por mi parte, que se detuviera en su camino y que se tuviera que llevar las manos al cuello, previa caída del vaso y del trapo, porque lentamente se estaba quedando sin aire. Ventajas de dominar la telequinesis y de haber hecho que su garganta se cerrara bruscamente y que el aire empezara a faltarle. El poder de Alexa conseguía, además, que al tranquilizar el ambiente nadie prestara atención a la situación de la barra en la que el camarero estaba mirándome con los ojos desorbitados y la cara cada vez más roja por la falta de aire mientras yo, inmóvil y frío como un témpano de hielo, le examinaba. ¿Quería clemencia? Que no se atreviera a jugar conmigo y que me diera razones para que le salvara y no decidiera librar a todos los presentes de un camarero inútil y poco profesional. ¿Quería comprensión? Había acudido al lugar equivocado y, sobre todo, al demonio equivocado porque yo no tenía piedad. Cuando eran asuntos de vida o muerte (literalmente), me volvía un juez imparcial que seguía, a rajatabla, MI interior, MIS motivos, MIS razones y en definitiva todo lo que yo quisiera conseguir a la hora de juzgar y la clemencia era imposible casi de conseguir, sobre todo cuando, en momentos como aquel, estaba decidido a jugar con él. Cada vez le costaba más mantenerse en pie y había llegado a tener que apoyarse en un congelador que había tras la barra y en el que guardaban refrescos, helados, y todo lo que requiriera guardarse frío a la hora de servirse al público, y la mirada asustada de su rostro hizo que, en un segundo, torciera los labios en una sonrisa diabólica y maquiavélica que hizo que se pusiera a temblar incontroladamente. La sonrisa era porque había tenido una idea para juzgar la bondad de aquel ángel o para ver si, en realidad, era tan diferente a los demás como parecía... – ¿Tú qué crees, Alexa? ¿Debería seguir? – dije, mirándola fijamente y haciendo que de tanto que apretaba el cuello del camarero con mi poder soltara un quejido de dolor.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Nightmare (Alexa)

Mensaje por Invitado el Dom 10 Abr - 18:25:14

Por un momento estuve a punto de reírme, pero me contuve esbozando una leve sonrisa sarcástica. -En lo más mínimo. -Respondí sin miramiento alguno. La nueva confirmación sobre la carencia de piedad, moral, o respeto por la vida, de mi acompañante no me impresionaba para nada. El era un demonio experiente podía percibirlo en su aura excesivamente oscura, propia de uno con años de existencia; además en su seguridad y firmeza al hablar.
¿Por que había de sorprenderme ante un acto como ese si no había ninguna otra motivación que esperar? Sí, yo no era de esa clase de ángeles que precisamente creían en la redención, tampoco creía en el instinto, ya que, una persona tan maliciosa, por así llamarme, como yo, rompía cualquier teoría sobre la realización de acciones debido al instinto, en este caso angelical.
-Desde luego, no debe de ser para nada agradable para ti presenciar un acto tan burdo o desagradable en el ámbito de tu profesión... -Pronuncié mi sonrisa y deliberadamente llevé mi vaso de vodka hacia mis labios, apreciando la sensación del líquido deslizándose suavemente por mi garganta. -Más aun... -Agregué segundos después, tranquilamente. -Presenciarlo junto a alguien de mi raza... Debe de ser verdaderamente insultante y exasperante. -Posé un momento mis astutos ojos en aquel demonio, y volví a beber un sorbo de aquella bebida tan agradable.
El camarero resentido y anhelante de una vida repleta de poder, se dejó guiar por su ira y rencor y en un acto completamente ridículo, fulminó a Adam con su mirada, que por supuesto no le causó la mis mínima alteración.
Aquel hombre en verdad es idiota. Todo el mundo sabe que sino deseas morir no debes andar lanzando esa clase de miradas hacia los más fuertes que tu, más aun si esa persona no tiene el más mínimo sentimiento de piedad en el.
Eso era un suicidio ¿Y quien era yo para evitarlo? Lo que deseas es lo que tienes ¿Por qué debía entrometerme en esa situación que el mismo había generado de manera completamente estúpida e impulsiva? Además el había intentado terminar con mi vida, era justo no tener condescendencia con un ser como ese...
Con un leve y despreocupado movimiento de la diestra de mi acompañante, ambas manos del bartender se dirigieron hacia su cuello, el vaso de vidrio que cargaba se estrelló en el suelo partiéndose en mil pedazos que provocaron un gran estruendo, imperceptible para los humanos que estaban bajo mi manto de calma. Los ojos desorbitados del hombre se dirigieron hacia Adam, y luego hacia mí sistemáticamente. Su rostro se enrojecía más y más en una clara expresión de falta de aire. Simultáneamente mi ritmo cardíaco fue acelerándose, y mi poder falló durante la fracción de segundos en los que mi semblante rompió si perfecta máscara de frialdad.
Ese hombre estaba a punto de morir ante mis ojos, y yo formaba parte de eso. Maldición.
Adam, estaba forzándome a elegir mi posición bruscamente... No respondí, me dediqué a inspirar y exhalar aire lentamente mientras contrastantemente mi cerebro procesaba la información y se debatía a toda marcha.
Desde que me había convertido en ángel sabía que eso era un error, que nunca podría cubrir las expectativas de mis compañeros de raza, y que en mi destino estaba pecar matando al demonio que me había recluido a esta vida de eterna infelicidad. Pero ¿Deseaba adelantar mi condena definitiva? Yo no estaba segura de ser capaz de quitarle la vida a alguien, menos aun a alguien al que el rencor que le guardaba era relativamente poco. Sí, ese estúpido hibrido había deseado verme muerta, aunque ¿Valía la pena mal gastar mi reserva de ira y rencor en el? ¿Valía la pena dejar que su destino decidiera el mío? No, no quería recordar esa situación, no quería que tuviera importancia en mi vida, y quería que la primera persona que sufriera ante mis ojos fuera [b]El[/b ...
Eres una completa imbécil... Observé nuevamente al camarero, estaba a punto de poner en riesgo mi vida por un inútil como el. Rayos, rayos, ¿Por que me he convertido en una persona piadosa en este momento?-No creo que gastar energía en alguien como el, sea algo inteligente... -Clavé mis ojos fijamente en los del hibrido. Tendrás que agradecerme por esto. -Su peor castigo es vivir una vida donde nunca podrá alcanzar lo que anhela, aunque pueda verlo en otros, como nosotros, el nunca podrá formar parte de nada, siempre será un hombre entre dos razas incompleto para pertenecer a una de ellas... -Desvié nuevamente mis ojos y los dirigí hacia Adam, sonreí angelicalmente. -Además, tendrá que vivir con el recuerdo de que un ángel completo y de pura raza, al que no pudo asesinar, tuvo piedad de el. ¿Que peor castigo que arruinar su gran ego?


Off: Disculpas, disculpas y más disculpas, la uni en verdad me está consumiendo.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Nightmare (Alexa)

Mensaje por Invitado el Lun 11 Abr - 10:29:25

La soberbia de aquel camarero híbrido que había tratado de matarla iba a ser su perdición, al igual que toda soberbia injustificada quedaba castigada al no ajustarse las palabras a los hechos y a lo que la persona que los pronuncia es capaz de hacer. Dicha hybris caracterizaba a los híbridos hasta etimológicamente, si mirabas el origen griego de la propia palabra híbrido, y dicha soberbia había sido una constante de todos los híbridos que había conocido excepto yo mismo y la única persona del mundo que compartía mi sangre: mi medio hermana. Parecían creerse mejores, al ser razas impuras y sin decantarse por ninguna de las que las componen, que los seres de pura raza como lo era yo, y seres como aquellos impedían la culminación de la potencialidad de llegar a ser un pura raza en un futuro, al contrario que como me había sucedido a mí. Yo no había pecado de soberbia (y era, en realidad, de los pocos pecados que no había incumplido, cosa extraña con lo mucho que me gustaban a mí los pecados capitales, la lujuria sobre todo) y, por eso, había terminado por convertirme en un demonio completo; él había pecado de ella frente a un pura raza y, por eso, su vida no pasaría de aquel momento. Si bien mi pregunta había ido dirigida hacia la chica, Alexa, para juzgar su bondad como ángel y para ver si era tan pura, angelical y, en definitiva, aburrida, como parecía, sabía que al final mi voluntad iba a ser la imperante en aquel juego de fuerzas que mantenía al camarero incapaz de respirar, con la piel de su rostro cada vez más tintada de carmesí y cada vez con aspavientos y jadeos de dolor más importantes por no poder hacer que el aire penetrara sus pulmones. Alexa, al principio, pareció ir bien en la prueba pero era sólo cuestión de tiempo que se acercara a su auténtica naturaleza; al fin y al cabo, si no hubiera sido piadosa como lo eran todos lo ángeles en el fondo o en la superficie, no se habría convertido en uno de ellos, sino en uno como yo, concretamente un súcubo, de esos que hacen realidad los deseos de los incautos que son incapaces de atarlas y se ganan, así, su condena eterna en manos de diablesas terriblemente seductoras. Ella tenía mucha más pinta de ángel guardián que de súcubo; mucha más, incluso, de querubín que de simple diablilla que de no haber mostrado piedad era lo que sería...y al final demostró que mi intuición nunca jamás se equivocaba y que, al final, la presencia de la absurda y estúpida piedad hizo acto de presencia en ella. Mientras soltaba su aparentemente bien elaborado discurso lógico por el cual pretendía que yo no matara al camarero, apoyé el codo en la barra y la mejilla en la mano, mirándola con puro aburrimiento propio de un niño que está ignorando las lecciones del mismo profesor que, después le juzgaría y le calificaría, con la diferencia de que entonces ella no me calificaría a mí, sino más bien al revés. La conclusión final que pude sacar de su discurso fue que sería un tremendo golpe para el ego del híbrido eso de ser asesinado por un ser de pura raza, pero no contaba con que más ataque para un ego mayor (y obviamente más justificado, pues sólo había que vernos) era para mí dejarlo vivo después de haberlo tenido. Un alma más que se unía a la cohorte infernal; una más para mi lista particular de asesinados y gente que había perecido bajo mi mano; uno más en mi haber...¿por qué no? – Objeto, aunque quizá porque te has encontrado con un demonio no de los típicos al uso y no se deja seducir por sonrisas angelicales y razonamientos lógicos. Ha mancillado una raza pura intentando alcanzarla, y ha mancillado también una raza de híbrido actuando con una soberbia que no le corresponde y que le ha hecho firmar su propia sentencia de muerte. No soy yo quien ha decidido su muerte o su vida, sino sus propias acciones, y yo sólo voy a ser el encargado de ponerle en su lugar. Que sea lo mejor que le haya pasado en su vida, que un pura raza le ponga en su lugar, será mi último favor para alguien que ha mancillado algo con lo que no debería haber jugado, una especie de acto de buen samaritano demoníaco si quieres llamarlo así. – le dije, mirándola de manera penetrante y jugando con la mano con la que controlaba su respiración hasta que le dejé inhalar una bocanada de aire, que le distrajo lo suficiente como para que no se esperara el momento en el que le partí el cuello limpiamente, con un sonoro crujido que marcó el fin de su vida. Su cuerpo cayó al suelo y con otro gesto de la mano lo hice desaparecer de allí para que el olor a muerto no dominara en el ambiente, porque se iba muy difícilmente del ambiente y prefería librarme de él antes de que, siquiera, se produjera. Et voilà, una muerte limpia, merecida y sin un gasto de energía significativo. De todas maneras, creo que deberías saber que me has decepcionado. Yo que pensaba que aún quedaba alguna esperanza de alguien con sentido y cabeza en tu raza...mi gozo en un pozo. – añadí, encogiéndome de hombros y torciendo la sonrisa en una traviesa y que la retaba a que me demostrara lo contrario, ya fuera en forma de algo impropio de un ángel, ya fuera en forma de algún otro argumento lógico que me iba a esforzar en ignorar porque me aburrían, ya fuera en forma de algún arrebato que eliminara su aburrimiento y su típica psique angelical...que me aburría por haberla visto demasiadas veces en toda mi vida, todo sea dicho.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Nightmare (Alexa)

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 0:01:30

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.